PAULA ANTA

Issue nº1

"Cualquier actividad, impulso o iniciativa que sea sincera y de calidad ayudará a hacer más cercana la sensibilidad hacia nuestro entorno."
Seguir leyendo
Paula Anta

Nos adentramos en MALA FAMA Estudios, un ambiente multidisciplinar que comparten varios artistas entre ellos, la fotógrafa Paula Anta, con la que charlaremos sobre su obra, el paisaje y el mundo del fanzine. Nos recibe en su espacio de trabajo, rodeada de varias de sus obras en las que ya se percibe un fuerte vínculo con la naturaleza y por eso, desde Handbali Magazine, estamos encantados de pasar un ratito con una de nuestras referencias en la fotografía de paisaje.

¡¡Os recomendamos ver el vídeo de la entrevista completa!!


Para aquellos que todavía no te conozcan, cuéntanos, ¿en qué categoría de paisaje enmarcas tu fotografía?

El paisaje que represento en mis fotografías, a través de distintas series y planteamientos, habla sobre una línea o una convivencia que existe entre lo natural y lo artificial.


Desde nuestra perspectiva, nos encantaría ver muchas más publicaciones dedicadas a la naturaleza y el paisaje. ¿Crees que, en la actualidad, la fotografía de paisaje se encuentra relegada a un segundo plano? Y, por otro lado, ¿consideras que la creación de un fanzine puede ser una buena herramienta para poner en valor este tipo de fotografía?

La verdad es que no creo que la fotografía de paisaje ahora mismo este relegada a un segundo plano. Pienso que el paisaje finalmente, y que ahora nos estamos dando más cuenta de ello, forma parte de nosotros. Quizá hay una visión del paisaje por así decirlo “antigua”, un paisaje como representación casi romántica. Pero sí que ha habido y está habiendo una revisión de todo eso, y sobre todo ahora mismo bastante interesante a nivel también de la ecología.

Respecto a la segunda pregunta sobre el fanzine, yo creo que cualquier actividad, impulso o iniciativa que sea sincera y de calidad, ayudará por supuesto a hacer cada vez más cercano todo el planteamiento sobre la sensibilidad hacia nuestro entorno.




Cada vez estamos más acostumbrados a ver una gran cantidad de imágenes a través de las redes sociales o de una pantalla, pero quizá estemos perdiendo la capacidad de contemplar. ¿Qué importancia le darías al objeto, es decir, a la obra producida ya sea para una exposición o una publicación? ¿Consideras que los formatos físicos nos posibilitan esa detención de la mirada?

En los últimos años han pasado cosas muy interesantes, y concretamente en la fotografía. […] El cambio de la fotografía analógica a la digital nos ha llevado a relacionarnos de manera muy distinta con el objeto. El objeto puede ser también la propia pantalla del teléfono o del IPad…pero, al fin y al cabo, siempre tenemos una atracción con un objeto.
Luego hay objetos con distintas presencias, pero eso no quiere decir que sean más o menos válidos, por lo menos yo no quiero desvalorizar unos soportes a favor de otros. Para mí, la presencia física de una fotografía ya producida es muy distinta, el efecto que hace en mi o en un observador a, por ejemplo, esa misma imagen observada en monitor.

Y con el libro pasa quizá un poco lo mismo. Hay una presencia del objeto, del libro físico, del papel, del propio olor que tiene una existencia por si misma que nos hace sentir cosas. Igual que sentimos cuando observamos, cuando nos tocan…yo creo que es una cuestión simplemente de tomar consciencia de eso y sacar el partido de cada soporte.

"Riyah";Serie Hendu, 2014. ©Paula Anta

En tu obra se percibe una gran conexión con la naturaleza. ¿Cuál es el vínculo o cómo influyen los aspectos internos (personales) y externos en tu proceso creativo?

Siempre he utilizado la fotografía no como un hecho técnico o documental, sino como una manera para vincularme al hecho artístico. Al mismo tiempo “utilizo” la naturaleza para vincularme a mi origen, al lugar donde realmente siento que pertenezco. La combinación de las dos hace que se vincule un sentir, se vincule una sensibilidad tanto creativa como expresiva, sobre todo a nivel de generar una imagen. Lo hacemos porque lo sentimos y lo hacemos también porque tenemos una sensibilidad hacia ciertas cosas. […]
El arte, aunque haga referencia a cosas del pasado lo hace desde un momento actual y desde tu visión actual, entonces está totalmente vinculado a tus estados mentales, emocionales, sentimentales...y a tu sensibilidad que va evolucionando a través de todas tus experiencias.

En varios de tus proyectos, como por ejemplo en HENDU, combinas elementos para intervenir el paisaje ¿Cómo crees que se relacionan los espacios naturales y artificiales a la hora de componer tu obra?

Siempre intento dejar claro en mi trabajo que no pretendo hacer una crítica sobre el espacio natural que está siendo devastado, por ejemplo. […] Entonces esa línea entre la instalación artificiosa y el propio entorno natural no es una declaración de intenciones, es simplemente, una especie de convivencia. Una convivencia del elemento natural y de la acción del ser humano sobre ese elemento. […] Me gusta que además sea algo desde un punto de vista más sutil, que no sea impostado. Yo no estoy imponiendo de una manera muy incisiva una narrativa, lo dejo de una manera más abierta.

Serie Nudos, 2019. ©Paula Anta

Las obras que tienes detrás forman parte de uno de tus últimos proyectos: NUDOS. ¿Cómo surge este proyecto? ¿Existe orden dentro de ese aparente caos?

La serie Nudos es un trabajo precisamente de observación de la naturaleza que he ido realizando durante siete u ocho años. Fotografiaba casi de manera compulsiva, estas marañas vegetales en todos los sitios a donde iba y me pillaba con cámara, pero no sabía porque hacia fotografías de eso. […]
Más adelante, a raíz de mi tesis doctoral y de descubrir imágenes sobre los bosques neuronales, que precisamente seguían exactamente el mismo esquema que estas imágenes que estaba haciendo yo, fue cuando entendí el sentido de lo que estaba viendo sin ver en estos objetos vegetales. En el fondo, era una forma en apariencia muy caótica, pero en lo más profundo de este caos existía un orden que correspondía a un orden universal. Fue todo un estudio sobre el caos, sobre la forma…otra vez sobre esa actividad del ser humano de querer dar sentido, o de querer dar estructura a lo que en apariencia es caótico. […] Esto me llevo a pensar que, si ese esquema de aparente caos con un fin estaba en los bosques neuronales, es decir, las conexiones que hacen las neuronas para que sintamos como sentimos, para que nos emocionemos y pensemos como lo hacemos… ¿que sería lo más grande de todo este proceso a lo que podríamos llevar este esquema de caos aparente? En el movimiento de galaxias, los superclusters, en las simulaciones existe exactamente el mismo esquema, que obedece al hecho de la expansión y contracción del universo, pero al final es lo mismo, tiene un sentido.
El proyecto habla de que todo está relacionado, de que todo está en todo, desde lo más pequeño a lo más grande. Tampoco estoy diciendo nada nuevo porque esto se dice en filosofía, en las religiones…pero mi manera un poco de representarlo era a través de estas marañas vegetales.

Acabamos de pasar un periodo de confinamiento en el que se ha producido un resurgir de la naturaleza salvaje. ¿Has echado de menos el paisaje y estar en contacto con la naturaleza?

Muchísimo la verdad. Yo vivo en el centro de Madrid, y el hecho de cerrar el Retiro que lo tengo muy cerca de casa para mí fue un poco dramático, porque es un lugar al que yo huyo. Con lo que si me quedo después de esta experiencia de recogimiento, que para todos ha sido algo bastante especial, es con el hecho de haber observado como nuestra actividad sobre el entorno lo está devastando. Aunque lo sabemos, porque nos lo están diciendo desde hace muchos años un montón de personas y especialistas, pero ahora es que lo hemos visto de una manera muy directa, hemos visto todas las plantas crecer, los parques estaban hasta arriba…y eso espero que haga reflexionar un poco sobre el asunto y empezar a tomar no solamente más conciencia sino empezar a actuar ya. Es verdad que tampoco estamos muy sobrados de tiempo respecto a todo esto, ya hemos sido muy agresivos con nuestro entorno.
En mi caso personal cada vez me apetece más estar alejada de un entorno que precisamente me está desvinculando con la naturaleza y con una parte que creo que es esencial en nosotros y que cada vez la tenemos más desaprendida. A mí por ejemplo el hecho de hacer fotografías en la naturaleza me vincula con eso, por eso para mí es tan importante.

@paula_anta www.paulaanta.com
ver menos